El Pato Pascual

Bailemos la ronda
del pato Pascual,
que cayó en la poza,
y salió sin mal.

Corre corriendito,
del nido se huyó.
¡Travieso patito!
Sin ruido salió.

De gallina en nido
Dios lo hizo empollar,
por eso el patito
no aprendió a nadar.

Corría hacia arriba;
corría hacia abajo;
corría y corría
el bendito pato.

Cayó entre la poza;
lo vimos hundir;
y luego en la otra
orilla salir.

Bailemos la ronda
del pato Pascual,
que cayó en la poza,
y salió sin mal.

El Trompito

De llorar ya no para
mi trompito chillón,
porque dio con la cara
duro en el paredón.

Tenlo fuerte, cuerdita;
déjalo bien bailar.
¿No lo ves cómo grita?
Lo podemos quebrar.

¡Zumba! ¡Zumba ya ufano,
trompo bailador!
Cuando estás en mi mano
siempre bailas mejor.

¿Sabes bailar rumba?
¿Bailas tango y danzón?
¡Zumba! ¡Zumba que zumba,
mi trompito zumbón

Te damos algunas sugerencias en la página de actividades para que tu labor sea exitosa con estos poemas.

Actividades

Recomendaciones y consejos generales

Literatura y educación

Es saludable recordar que el niño no nos necesita para divertirse con las historias de un libro, pero nosotros, compartiendo con él, podemos ayudar a ampliar su percepción del contenido y de los atributos artísticos del mismo, de tal forma que esto se aproveche al máximo para su educación.

La literatura es un arte y como tal es composición, es decir está estructurada de acuerdo a normas estéticas. Está formada de muchos componentes de la cultura y de la lengua que nos legan los buenos autores.

Leer se trata de apreciar y gozar los tesoros del pensamiento y de la vida de la civilización. Este placer lo adquirimos grandes y chicos sólo con la práctica.

Comunicación con el niño

Las actividades están formuladas para grupo, pero igual se pueden aplicar en casa para un niño, siempre que se comprenda el objetivo y que la comunicación se desarrolle con paciencia y comprensión. Es importante reconocer los esfuerzos y los logros de los niños. No hay que dejar de ilusionarlo y de estimular su deseo de leer con elogios merecidos.

Es fundamental tener en cuenta que mientras más intercambie el niño con uno sobre su experiencia lectora, mas ampliará su vocabulario, su expresión y su pronunciación que también ¡debe cuidarse!